Mi par con historia: Jordan XI Space Jam.

Diciembre de 2009… Recuerdo bien ese año, había visitado la Ciudad de Nueva York dos años antes y era tal la fascinación que sentía que se la contagié a mi familia.

Mis papás por fin ese año (2009) se animaron a viajar al extranjero, conseguimos un buen paquete a Nueva York y decidimos pasar la navidad allá.

Nuestra primera Navidad lejos de casa, lejos de la familia con quien normalmente compartíamos esas fechas. Mis papás, mis hermanos, mi adorada Tía Graciela (Chela para los cuates, hermana de mi padre), la novia de mi hermano, mi novia y yo, emprendimos lo que sería tal vez el viaje que más nostalgia me causa.

img_7891

LOS DE LOS TENIS 4 - 1130 X 175 px

En aquel entonces, no era el enfermo por los tenis que soy ahora. Me gustaban los tenis pero venía de una desagradable experiencia ya que algunos años antes se habían metido a robar a mi casa, en ese incidente, mi “pequeña” y no intencionada colección de más o menos 60 pares desapareció, la mayoría varios Jordan “OG”. Fue tal mi frustración que decidí darles menos importancia, ya no jugaba basquetbol de forma regular y preferí dejar a un lado el tema.

Las fechas del viaje a Nueva York obligaban la compra de ropa adecuada para el frío. Facebook no era el monstruo que es ahora pero muchas marcas ya comenzaban a tener sus páginas. Seguía a Nike Sportswear y en ese Diciembre anunciaban el Nike Terminator “Matagi” un par que por sus características me pareció ideal para el viaje. En cuanto anunciaron que estaría disponible en la extinta Nike de Condesa, fui a comprarlos.

Mientras investigaba sobre los Matagi, comenzaba a leer notas sobre la reedición del Jordan XI Space Jam para el 25 de Diciembre, ese icónico par, el “de charol” que uso mi ídolo Michael Jordan en la única película que he visto más de tres veces. Para mi mala suerte, el 25 volaba a Nueva York, pero como en mi mente no existía esto del “Sneaker Game” estaba seguro que lo podía comprar allá.

Para colmo, llegamos el 25 ya de noche y muchas cosas cerraban temprano, así que tiendas no visitamos. Al día siguiente pasamos a la NBA Store, una de mis tiendas favoritas de toda la vida. Pregunté por el par, no podría decir que se rieron de mí, pero me explicaron que era Sold Out, que el único disponible en la tienda era un GS, talla 21 cms y que de adulto sería imposible encontrar en algún otro retailer. Al saber eso, le comenté a mi tía Chela sobre el par que quedaba, cuando lo vió le pareció pertinente regalárselo a mi sobrino (en ese entonces, el único niño por parte de la familia de mi papá), cabe aclarar que mi sobrino en ese entonces usaba tenis talla 15 ó 16 cms. Así que dejémoslo en que le duró bastante.

img_7896

Regresamos de Nueva York, sin mi par obviamente, pero decidido a conseguirlo. Mi opción lógica fue eBay. Nunca había comprado algo en línea, ni mucho menos había usado eBay, pero después de buscar por varios lados y en la mayoría toparme con pares “fakes” ó con precios exagerados, me pareció la mejor alternativa.

Encontré uno de mi talla en $190 USD, ya enviado a México, y con un vendedor que tenía buena calificación, no lo pensé más y lo compré.

El par me llegó semanas después. Últimas semanas de Febrero de 2010 si no mal recuerdo, ¡Estaba muy contento!, por fin había encontrado ese par que tanto me ilusionaba comprar en Nueva York y no pude, el par que me hizo fanático de comprar por eBay y que me regresó el hambre por los tenis.

Siempre les he dicho que los tenis son cosas materiales, el valor que les damos muchas veces está atado a algo sentimental.

En Marzo de 2010 mi Tía Chela entró al Hospital, lo que parecía una operación de rutina, se complicó durante su recuperación. Lunes 15 de Marzo, lo recuerdo perfecto, ya había estrenado mis Jordan XI Space Jam un fin de semana antes, pero me gustaban tanto que me los puse para celebrar que era día de asueto, digo, lunes de tenis no es algo normal para mí. Venía de dejar a mi novia en su casa y pase como cada noche a ver a mi tía al Hospital. Ese fue el último día que la vi. En la madrugada tuvo una complicación, fue operada de emergencia y no salió, falleció el 16 de Marzo por la tarde, tal vez el día más triste de mi vida, jamás había perdido a un ser querido, nunca había llorado tanto, ver a mi familia incrédula, mi papá destrozado, no sé, fue difícil en todos los aspectos.

Nunca más volví a usar el par. Me gusta mucho, a veces lo sacó de la caja y me vienen a la mente muchos recuerdos, algunos tristes pero me hago a la idea de que es el mejor souvenir de ese increíble viaje a Nueva York y cambio lágrimas por sonrisas. Estoy consciente que tal vez nunca lo vuelva a usar, pero al mismo tiempo no me puedo deshacer de él. No solo es el par que me regresó al mundo de los tenis, es el par con el que me despedí de alguien a quien consideraba mi segunda madre.

Hoy se lanza la reedición de éste par. No pienso dejarlo pasar, quiero volver a ver en mis pies un Jordan XI “Space Jam”. Sí, siete años después, después de cinco viajes a Nueva York, después de haber perdido a más seres queridos en el camino y añadir a otros, después de 200+ pares de tenis, después de tantos cambios en mi vida, aún me veo con ilusión en ese par de tenis y espero ahora poderlo disfrutar muchas veces más…

img_7892

LOS DE LOS TENIS 3 - 1130 X 175 px

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s