Mi primer Air Max: Miguel Abriz

Por: Miguel Abriz

IG: @miguel_abriz

Recuerdo muy bien el día que compre mi primer par de Air Max e hizo que me enrollara en todo esto de los sneakers, fue aquel sábado 5 de julio del 2014, para mi un sábado cualquiera.

Yo había terminado de trabajar y me encontraba en plaza satélite, pase por Martí y entre a ver los tenis; al entrar recuerdo que vi un Air Max 1 Premium “Gold Trophy”, me volví loco, me lo quería llevar, lo tome aunque realmente no estaba tan seguro de comprarlo por lo que le pregunté a uno de los vendedores que si no tenía otros modelos, el muy amable y al querer ganar su comisión me dijo: “claro que si, de este lado”. Al llegar a la pared donde tenían los tenis exhibidos veo que resalta mucho un color como rosita fosforescente; de inmediato deje el par que tenía en la mano y lo tome para probármelo. Era un Air Max 1 Premium Qs Hyper Punch.

Le dije al vendedor que me trajera un talla 27mx; al probármelo me gusto demasiado como se miraba puesto, sabía que al andar por la calle todos lo iban a mirar (jajajaja), ya imaginaba como iba a suceder.

Con la emoción encima y el par puesto le dije al vendedor : “¿Cual es el precio?”, al escucharlo me doy cuenta que me hacía falta y con lo de mi raya no me iba alcanzar; fue cuando la emoción se me paso y le dije al vendedor que cuantos 27mx le quedaban, él respondió con el típico: “¡Es el único joven!”. Sabia que tenia que comprarlos de cualquier forma, pero no me daría tiempo de regresar antes de que cerraran si iba a mi casa por lo que faltaba.

Decidí ir al día siguiente ya con el dinero justo, busque al mismo vendedor y le dije que si aún tenía el par, me contestó con un: “Deje checo joven porque ayer se llevaron unos”….

Al decir eso pensé que ya no lo podría tener en mis pies. Mientras esperaba a que checaran que tuvieran mi talla llega otro vendedor con el par en la mano y me dice “¡27mx!”, de inmediato dije ¡SI!, me lo volví a probar y dije ¡ME LO LLEVO!.

Después de haber pasado el trago amargo, al llegar a caja a pagar la cajera me dice “Le cobro $1499”… ¿Que no es mas? respondí. “No señor, tienen descuento” ¡WOW!. Pagué y me fui con el par que yo quería.

Aun lo conservo porque fue de verdad un par que cuide bastante por el tipo de material que es como nylon, cuando se mojaba al secarse quedaban marcas de agua por lo que era difícil lavarlo, aunque con el tiempo aprendí a hacerlo. Gracias a ese par se cuidar los demás.

Se despego por el uso y se cuarteó la media suela. Intente conseguirlo en el Sneaker Fever del año pasado pero el que tenían era 26.5 y no me quedaba. Si tuviera la posibilidad de volver a comprarlo lo haría porque es un par que se ve bien, me gusto mucho y lo use hasta que termine por acabármelo.

Processed with VSCO with c1 preset

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s